EMPANADA DE ESPINACAS

Después de unos días de descanso, ya estoy aquí de nuevo con las pilas cargadas. Próximamente os contaré mi periplo por tierras gaditanas y mi experiencia gastronómica. Pero hoy toca receta sencillita.

Vamos a ver qué necesitamos:

  • Masa de hojaldre
  • Una bolsa de espinacas
  • Salmón ahumado o palometa
  • Rulo de queso de cabra
  • 1 huevo
  • 2 dientes de ajo
  • Sal, pimienta y AOVE

image
Aunque parezcan muchas espinacas, en cuanto las rehoguéis se quedan en nada. Ponemos aceite en una sarten, picamos los dientes de ajo y los doramos, añadimos las espinacas y salpimentamos.
image

Cuando estén hechas, las retiramos y dejamos que se enfríen para que no caliente el hojaldre. Mientras, vamos troceando el salmón y el queso.
image

Y vamos rellenando, primero las espinacas, después el queso y, por último, el salmón.

image

image

No le he puesto mucho queso, porque tiene un sabor fuerte y prefiero que no enmascare los otros sabores. Ya solo queda cerrar, pintar con huevo, y meter en el horno a 180 grados, unos 20 minutos, o cuando este doradita.

imageLa he cerrado en forma de trenza, como ya os explique en esta otra receta EMPANADA DE MEJILLONES
imageY, ya solo queda probar a ver como sale ¿no? Pues ya me contáis.

 

EMPANADA DE MEJILLONES

Es tiempo de Cuaresma, el miércoles de ceniza comenzó el periodo de reflexión, de purificación, de preparación para la Pascua, y eso conlleva hacer abstinencia cada viernes. La abstinencia, tradicionalmente, consiste en abstenerse de comer carne, por eso los platos típicos de Cuaresma se hacen de pescado, siendo el bacalao la opción más común.

Empezaremos a quemar incienso, a poner marchas de Semana Santa, a sacar las túnicas de nazareno, asistir a los Cultos de Nuestros Titulares, a ver el trasiego de los ensayos de costaleros, escuchar el Llamador… Renovando vivencias de cada año y degustando esos platos y dulces cuaresmales.

Vamos a comenzar este periplo con una empanada, pero no solo de atún viven las empanadas, así que la vamos a hacer de mejillones, aunque como os digo siempre, hay recetas, como esta, donde podemos usar lo que mas nos guste, o simplemente, de lo que dispongamos en la nevera.

Necesitamos:

  • 1 masa de hojaldre
  • 2 huevos duros
  • 2 tomates maduros
  • 150 gr de cebolla
  • 80 gr de AOVE
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 pimientos del piquillo troceados
  • 1 lata de mejillones en escabeche escurridos y troceado

Cocemos dos huevos y los dejamos enfriar, antes de picarlos. En Thermomix, 2 segundos velocidad 4.

image
image

Ponemos los tomates y los troceamos 2 seg/vel 4, lo retiramos y ponemos la cebolla y troceamos también 3 seg/vel 5.

image
image
A continuación incorporar el aceite, la sal, la pimienta, el azúcar, y el tomate reservado y programamos 20 min/Varoma/vel 1. Cortamos los pimientos en trozos pequeños, los mejillones y los mezclamos con los huevos reservados.

image
image
Mezclamos todo con el tomate y lo dejamos enfriar un poco antes de rellenar la masa de hojaldre.
image
image

 

Como véis, he cerrado el hojaldre, como si fuese una trenza, para ello dividimos el hojaldre en tres partes, el relleno al centro y en los lados hacemos cortes que vamos cerrando alternándolos. Ya solo queda pintar el hojaldre con huevo y meter en el horno precalentado a unos 180-200 grados. Lo dejamos unos 20 minutos o hasta que veamos que empieza a coger color.

image
image
Y para terminar, quiero dejaros los dibujos que me ha traído hoy mi hija del cole, han celebrado hoy el día de Andalucía con un desayuno andaluz.
image
Y os lo quería mostrar, porque me ha gustado que empiecen a enseñarles la importancia de la alimentación y que un buen desayuno con aceite es uno de los manjares mas ricos que podemos tomar y es sano, sano.

EMPANADA DE TRES QUESOS

Si hay algo que me gusta son las empanadas, y otra cosa que me pirra es el queso, de todas clases, fresco, curado, azul, blando, duro, de oveja, de cabra,… bueno todos, así que las dos cosas juntas… Pues que es mi delirio.
Esta receta, es muy fácil también, y os aseguro que es un éxito, eso si, al que no le guste el queso, lo siento.
Y la verdad es que, como a mi me gusta tanto, pensé que era raro que hubiese alguien al que no le gustase, pero en poco tiempo, he descubierto a bastantes personas cercanas, que lo detestan, y bueno, que le vamos a hacer.
En fin, que me enrollo, a la receta. Necesitamos:

– Masa de hojaldre, mejor fresca
– Queso en lonchas
– Queso en lonchas tipo Cheddar
– Queso azul
– Jamón York
– Mermelada
– Un huevo

image

Cogemos la masa y la estiramos un poco, y ahora, os cuento un secreto que hago en las empanadas, les pongo mermelada y la extiendo muy bien con una brocha, no importa mucho de que sabor, pero mejor que sea suave, de melocotón o naranja. Yo la suelo poner de naranja amarga, le da un toque único, os lo aseguro.

image

image

En el centro de la masa, y dejando los lados vacíos, pongo una capa de queso en lonchas, a continuación, una de jamón York, otra del queso Cheddar, y de nuevo, jamón york, terminando con el queso azul. De queso azul no pongáis mucho, sino restará sabor.
image
image

Ahora tapamos con el hojaldre, poniéndolo sobre los quesos, pintamos con huevo y metemos en el horno a 180 grados, una media hora.

image

image

Es un aperitivo muy rico, que se puede hacer con antelación y tomar en frío, y es ideal para llevar.
Ya me contareis si os gusta.