HIGADITOS EN ADOBO

No, no me he olvidado de la cocina, es que, a veces, falta tiempo para tantas cosas que hacer. Pero aquí estoy con una nueva receta.

Con este plato, os aseguro que no podréis evitar, mojar pan, porque está riquísimo, una forma muy sabrosa de comer higaditos o asaduritas de pollo. Vamos, para hundir la flota, jajaja…

Y la preparación es para principiantes, no entraña dificultad alguna, de verdad.

Vamos a necesitar:

  • Higaditos de pollo
  • 4 dientes de ajo
  • Oregano
  • Comino
  • Pimenton
  • Pimienta negra
  • Vinagre
  • Vino blanco
  • AOVE

En primer lugar, limpiamos muy bien los higaditos, quitándoles la grasa y sangre que puedan tener. Los troceamos un poco, no mucho, sino se desmenuzan demasiado.

imageDespués, en una cazuela con aceite, los echamos, y vamos añadiendo los demás ingredientes, los ajitos, muy picaditos, el orégano, pimienta, comino, un chorreón de aceite por encima, 2-3 gotas de vinagre y medio vaso de vino blanco.
image

Se añade el pimentón y se pone al fuego para que se queme un poco, sin pasarse, a continuación, lo cubrimos de agua y lo dejamos al fuego, hasta que este hecho, unos 20-25 minutos.

image

image

Una vez que veamos que está hecho, podemos dejarlo reducir un poco, si os gusta más concentrado, con menos caldo.

image

Lo podemos acompañar de arroz, patatas guisadas,… Pero a mí, como más me gustan es con patatas fritas, hechas en casa. Eso ya, es cuestión de gustos.

image

image

Cómo habéis podido comprobar, es muy fácil de hacer y sale para chuparse los dedos, claro que si no os gustan las visceras,… Aunque de esta forma se lo comen muy bien, niños y adultos. Hacedlo y contádme. Hasta pronto.

Anuncios

MIS LECTURAS FAVORITAS

Hoy voy a dejar un poco de lado los fogones, para contaros algo de otra cosa que me apasiona, que es la lectura. Me encanta leer, desde siempre, desde que recuerdo, y siempre tengo una larga lista de libros pendientes, esperando su turno. Gracias a la blogosfera, estoy conociendo autores que no conocía y me está encantando leer libros recomendados en la red, que de no ser así, no habría conocido.

No pretendo, con esto, hacer reseñas de libros, ni mucho menos, para eso hay blogs que son maestros, que os recomiendo echar un vistazo. Solo quiero daros mi modesta opinión sobre algunos de los que voy leyendo.

Algunos de los que más me han gustado de los que leí hace poco son estos:

  • Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea, de ANNABEL PITCHER. Una bonita historia, desde el punto de vista de un niño que ha perdido a su hermana en un atentado terrorista. Ese hecho separa a la familia, que no logra superar ese duro golpe. Las cenizas de su hermana viven con ellos en la repisa de la chimenea, esperando que llegue el momento de superar el trance. Los duelos hay que pasarlos, y cuando se sufre un shock de este tipo, una muerte inesperada, es aún más difícil, pero no sabemos lo que podemos superar hasta que lo vivimos.
  • Un millón de gotas, de VÍCTOR DEL ÁRBOL. Apasionante historia, que me ha acercado a Rusia y a lo sucedido en Nacino, y como las circunstancias pueden hacer cambiar a las personas. Parece mentira hasta dónde podemos llegar para sobrevivir… Puede parecer largo, pero la historia merece la pena.
  • La chica del tren, de PAULA HAWKINS. Trepidante intriga, donde al final vemos que nada es lo que parece, la mente nos puede jugar malas pasadas, no podrás dejar de leer hasta averiguar el misterio…
  • La ley de los justos, de CHUFO LLORENS. Creo que una de las mejores novelas que he leído últimamente. A pesar de ser tan larga, es una gozada adentrarse en la Barcelona de principios del siglo pasado, descubrir los entresijos de aquella sociedad, de ricos y pobres, de clases sociales que podían hacer y deshacer a su antojo, solo por el hecho de tener dinero. La recomiendo, sin duda. Porque además nos relata una historia preciosa.

Aunque, la mejor experiencia, en lo que a lectura se refiere, ha sido poder asistir a un club de lectura, donde hemos leído El Dios de Estera, de ISABEL ANAYA. Una novela coral, que se desarrolla en la posguerra, y cuenta historias que han podido suceder en cualquier pueblo de España.

Los clubs de lectura son grupos de personas que leen individualmente un libro, y se reúnen periódicamente para comentar, valorar e intercambiar impresiones sobre lo que se está leyendo. Suele haber una persona que coordine el grupo, que en nuestro caso ha sido el bibliotecario. Me ha gustado muchísimo esta experiencia, y espero poder disfrutar de más lecturas grupales.

He de confesar que, en principio, el libro no me gustó mucho, pero tras desgranarlo junto a los demás lectores le empecé a encontrar matices. Y después de poder entrevistar a la autora, mucho más. El libro lo ha escrito ISABEL ANAYA, una escritora de Teba (Málaga), donde está ubicado este club de lectura, en su Biblioteca pública.

Al finalizar las sesiones de lectura, pudimos tener un encuentro con la autora, con la que después de que nos resolviera muchas dudas, pudimos compartir una amena merienda, aquí os dejo algunas fotos.

image
image
image
image